x
  • Hebert Vargas en una de las hamacas que tiene en el quiosco de su casa. /FOTO: INSTAGRAM @hebertvargas
    Hebert Vargas en una de las hamacas que tiene en el quiosco de su casa. /FOTO: INSTAGRAM @hebertvargas

Compartir

EN VIDEO: “No me gustan los lujos”, así de sencilla es la casota de Hebert Vargas en Antioquia

La vivienda es bastante acogedora y está muy bien equipada.

26 de febrero de 2024

Nacional

Hebert Vargas, uno de los cantantes vallenatos más reconocidos y queridos del país, mostró la casota en la que reside en el Occidente antioqueño.

También puede leer: Están repitiendo ‘La saga, negocio de familia’ y así puede verla

El intérprete de ‘Después del adiós’ hizo un recorrido con el presentador Carlos Vargas, del programa ‘La Red’, por la tremenda casa que tiene en el municipio de San Jerónimo.

Lo que más llamó de la atención de la propiedad es no tiene muchos lujos, como dicen por ahí: menos es más, y en este caso el artista dejó claro que prefiere la comodidad.

“No me gustan mucho los lujos, me gusta la comodidad”, precisó el vallenatero.

La casa cuenta con una sencilla sala-comedor con su respectivo televisor. Las habitaciones también son sencillas y cuentan con lo necesario. En la propiedad se puede disfrutar de amplios espacios verdes y la zona de la piscina.

Una de los espacios que más le gusta a Hebert Vargas de su casa es “el quiosco de la sabrosura”. El lugar está acondicionado con televisor, hamacas y mesa de billar.

También puede leer: La foto de Diego Cadavid que puso a Mary Méndez a sudar más de la cuenta

Ese lugar es denominado por él como “el techo de mi cama”. La razón es que debajo de este espacio está su habitación. La mandó a construir allí a su antojo: es un espacio moderno, donde predomina el color blanco, con ventanales que le permiten conectarse con la naturaleza y un jacuzzi en el que le gusta relajarse.

En su vivienda Herbert Vargas también tiene un pequeño gimnasio en el que entrena cuando se queda varios días sin ir a la ciudad.

También te puede interesar:

Lo último