x
  • / FOTO: JAIDER ESCOBAR.
    / FOTO: JAIDER ESCOBAR.
  • Jorge Meza Vásquez (izq.) y Rodrigo Álvarez Zapata (der.) engrosan el grupo de taxistas que juega ajedrez en acopio del barrio Laureles. FOTOS: JAIDER ESCOBAR B.
    Jorge Meza Vásquez (izq.) y Rodrigo Álvarez Zapata (der.) engrosan el grupo de taxistas que juega ajedrez en acopio del barrio Laureles. FOTOS: JAIDER ESCOBAR B.
  • Jairo Calle Echeverri, de rojo, invita a los usuarios a que pidan su taxi al acopio de Cootransmede de Laureles (3220707), para que la espera de ellos no sea muy larga. / FOTO: JAIDER ESCOBAR.
    Jairo Calle Echeverri, de rojo, invita a los usuarios a que pidan su taxi al acopio de Cootransmede de Laureles (3220707), para que la espera de ellos no sea muy larga. / FOTO: JAIDER ESCOBAR.
  • Jorge Meza verifica en qué turno está en la lista, para analizar si tiene tiempo de ir a jugarse otra partida con sus colegas, antes de tomar el próximo servicio. / FOTO: JAIDER ESCOBAR.
    Jorge Meza verifica en qué turno está en la lista, para analizar si tiene tiempo de ir a jugarse otra partida con sus colegas, antes de tomar el próximo servicio. / FOTO: JAIDER ESCOBAR.

Compartir

Ajedrez... mientras aparece una carrerita

Los taxista se juegan una que otra partida mientras resulta camello

26 de noviembre de 2023

Mi gente

“Acá no vamos a hacer ni con qué envenenarnos”, lamentó uno de los taxistas que esperaba ansioso en el punto de acopio del primer Parque de Laureles, a que llegara su turno para salir con alguna carrera. “Es que esto está muy malo”, complementó otro.

Lea también: Sellos que validan el trabajo ambiental

Según nos contaron, la espera para recibir una carrera puede tardar entre 20 minutos y más de una hora, de acuerdo con el día, el horario y el número de colegas que estén en fila.

Sin embargo, varios de ellos prefieren tomarse las cosas con calma e invertir de buena forma su tiempo, en una partida de ajedrez.

Entre ellos están Jorge Meza Vásquez, quien lleva alrededor de 2 décadas moviendo las fichas en este sector de la ciudad, en los recesos entre una carrera y otra.

Jorge Meza Vásquez (izq.) y Rodrigo Álvarez Zapata (der.) engrosan el grupo de taxistas que juega ajedrez en acopio del barrio Laureles. FOTOS: JAIDER ESCOBAR B.
Jorge Meza Vásquez (izq.) y Rodrigo Álvarez Zapata (der.) engrosan el grupo de taxistas que juega ajedrez en acopio del barrio Laureles. FOTOS: JAIDER ESCOBAR B.
“La empresa Cootransmede ayudó y nos puso acá unas mesas para que podamos jugar y las han cambiado varias veces, ahora tenemos estas 2 de cemento”, comentó.

Indicó que, aunque algunos ya tenían nociones de cómo mover las fichas, gracias a este espacio han aprendido mucho y le han tomado cariño a este deporte.

“Hay veces que estamos muy despiertos, pero otras que estamos en nada”, indicó.

No les faltan rivales

Las partidas no solo se dan entre taxistas, a estas también se suman eventualmente transeúntes, vecinos del sector y quienes se rebuscan la papita en la comuna 11.

Jairo Calle Echeverri, de rojo, invita a los usuarios a que pidan su taxi al acopio de Cootransmede de Laureles (3220707), para que la espera de ellos no sea muy larga. / FOTO: JAIDER ESCOBAR.
Jairo Calle Echeverri, de rojo, invita a los usuarios a que pidan su taxi al acopio de Cootransmede de Laureles (3220707), para que la espera de ellos no sea muy larga. / FOTO: JAIDER ESCOBAR.
“Había uno que le decían Borojó, vendía de esa fruta y cosas de comer, él era muy bueno, venía y le ganaba a todos. También un compositor que pasaba allí cerquita a cobrar 10.000 a Sayco Acinpro, porque había hecho tres canciones de Música y Parrandera”, indicó Rodrigo Álvarez Zapata, a la par que enfrenta a Jorge.

“Se han hecho torneos, pero suaves”, contaron.

La intromisión del periodista (por supuesto, previa autorización de ellos), y el panorama adverso, terminó por impacientar a Álvarez, quien molesto abandonó el juego.

Jairo Calle Echeverri, también taxista, no desaprovechó la oportunidad y tomó su puesto, para una nueva partida: “Nos reunimos acá para pasar el tiempo, mientras llegan las carreras”.

En esas interrumpió Jorge: “Miremos de qué estamos hombre”, al paso que salió veloz a mirar en una pantalla, que no se hubiera pasado su turno por estar concentrado en el ajedrez.

Jorge Meza verifica en qué turno está en la lista, para analizar si tiene tiempo de ir a jugarse otra partida con sus colegas, antes de tomar el próximo servicio. / FOTO: JAIDER ESCOBAR.
Jorge Meza verifica en qué turno está en la lista, para analizar si tiene tiempo de ir a jugarse otra partida con sus colegas, antes de tomar el próximo servicio. / FOTO: JAIDER ESCOBAR.
También te puede interesar:

Lo último