x
  • El entrenador el múltiple campeón nacional de kata. / FOTO: ESNEYDER GUTIÉRREZ
    El entrenador el múltiple campeón nacional de kata. / FOTO: ESNEYDER GUTIÉRREZ

Compartir

David Contreras, el entrenador que moldea el karate antioqueño

En 2016 regresó al país desde Venezuela para enseñarles a los deportistas que practican kata en el departamento, una modalidad de esta disciplina deportiva.

12 de febrero de 2024

Migracion: unidos sin fronteras

“Profe, ¿usted es costeño?”, fue lo primero que le preguntaron sus alumnos en el entrenamiento inicial en la Liga Antioqueña de Karate-Do. David Contreras llegó al karate paisa en 2016, después de trabajar varios años en Venezuela y Boyacá.

Lea también: ¿Los conocía? Ellos hacen la Alianza de Comunicadores Venezolanos en Antioquia

Contreras inició en el karate a los 7 años en Venezuela. Allá, el sensei Héctor Durán le enseñó todo lo que necesitaba saber sobre el deporte que más adelante lo llevaría a conocer el mundo y a ser una figura reconocida en el territorio colombiano.

Su acento es único, la combinación de Venezuela y Colombia se escucha en su voz. A veces gana la acentuación venezolana, otras veces suena más paisa que Maluma y después, un tono más neutral.

Aunque Contreras nació en Bucaramanga, a los 6 años se mudó con su familia al país vecino porque su papá consiguió un trabajo con muy buenas garantías. Luego, en 2009 regresó a Colombia y continuó con su carrera deportiva y profesional.

Como deportista, Contreras fue dos veces subcampeón panamericano de la categoría juvenil, campeón centroamericano en sénior, medallista en tres oportunidades del circuito mundial.

“Estuve en los podios de competencias mundiales, en cuanto a Juegos Nacionales, me gané los cuatro juegos en los que competí y ahora dedico mi vida a enseñar, a ser entrenador”, comentó.

Los cambios culturales, un choque en todos los sentidos

El entrenador comentó que en su vida tuvo varios choques constantes por los contrastes culturales que vivió. El primero de ellos al llegar a Venezuela siendo un niño, era el “raro” del salón porque no hablaba como sus compañeros. Después, en Colombia, porque su acento ya era más venezolano que colombiano, sentía que no hacía parte de ninguna tierra. Y llegar a Antioquia fue todavía más duro ya que la región tiene una cultura muy fuerte y diferente del resto del país.

“Me gusta porque aquí la gente es muy apegada a sus cosas, pero al mismo tiempo me afectó porque había resistencia por tener otro acento”, señala David.

“Ha sido realmente difícil porque, aunque somos países vecinos, somos diferentes. Estaba acostumbrado a otro nivel cultural y aquí vi que las cosas se hacían diferente, entonces fue retador”.

Hoy, Contreras es entrenador de la Selección Antioquia de Kata, una modalidad del karate en la cual se vinculan diferentes técnicas, movimientos, posiciones y ritmo. Además, tiene su club Kaizen Do en Bello.

Sus deportistas han logrado un lugar dentro del karate internacional ya que varios de ellos son campeones de Juegos Panamericanos y hacen parte de las competencias que reúnen a los mejores karatecas del mundo.

“Me siento muy feliz porque creo que ha crecido el kata antioqueño”.

De acuerdo con Lina Marcela Gómez, presidenta de la Liga Antioqueña de Karate-Do, su experiencia y nivel deportivo lograron que aumentara el nivel de la disciplina deportiva en el departamento.

“En los últimos años, a nivel nacional, ganamos cuatro medallas de oro de las cuatro posibles. Se construyó un equipo muy sólido; tenemos a Leidy Castaño, la primera medallista mundial de Kata en Antioquia, con Valentina Zapata ganamos una medalla panamericana, también tenemos la primera medalla mundial a nivel de kata equipo tanto en masculino como en femenino”, contó la dirigente.

Gómez aseguró que es indiscutible el buen nivel que acompaña a la liga, gracias al entrenamiento del entrenador.

“Realmente él nos representa, es una persona íntegra, nos gusta mucho que moldea a los deportistas ya que buscamos que ellos tengan unos buenos referentes para su vida”, explicó.

Ya no se ve en otro lugar

El entrenador aseguró que, aunque la adaptación es difícil, ya no se imagina viviendo en otro lugar.

“Estoy muy feliz aquí en Antioquia, ya tengo una hija una hija paisa y me siento parte de la región. Tengo mi club, y estoy feliz de haberme adaptado, realmente siento y pienso que vivir acá es especial”.

También te puede interesar:

Lo último